Javier Rodríguez Toro

Javier Rodríguez Toro

30 Abr 2022
Publicado en Educar para Ser

Innovación Educativa Gondomar: La Psicomotricidad no dirigida en la escuela (Una mirada neutra de descubrimiento)

“Quien solo tiene un martillo, acabará viendo a todos como clavos”. A.H:Maslow

Durante este curso entre otras cuestiones nos estamos formando en el campo de la práctica psicomotriz Aucouturier. Lo realizamos diferentes profesores de las distintas etapas educativas, y desde la primera sesión que tuvo lugar empezamos a poner en práctica en las aulas de infantil nuestros propios descubrimientos y aprendizajes, sintiéndonos muy satisfechos de las vivencias que están surgiendo con los alumnos. La práctica Aucouturier parte de una pedagogía no directiva y de carácter lúdico en la que se acompaña a los niños en el desarrollo de su personalidad e inteligencia a través del juego y su propia actividad espontánea. Es un enfoque integral que atiende la dimensión física, cognitiva, afectiva y social, y creemos que puede enriquecer nuestra filosofía de atención personalizada, inclusiva, donde se respeta el ritmo evolutivo y el descubrimiento del niño en el proceso de aprendizaje. El espacio y el tiempo son muy importantes, accedemos al mundo simbólico, y elaboramos representaciones mentales a través de nuestras investigaciones, emociones y sensaciones adquiridas por la vía motriz. Se realiza el proceso que va “del placer de jugar y moverse al placer de pensar”.

Todos tenemos un cuerpo. Un cuerpo que nos permite movernos, sentir, pensar. Es la expresión material de aquello que somos. Y este cuerpo nuestro lo vamos construyendo durante toda la vida, pero especialmente cuando es más moldeable, durante los primeros siete u ocho años. En esos primeros años nos construimos, el niño se construye. Se habita, se posiciona, se siente, se conoce y , por ende, conoce al otro.

Entre cero y tres años el niño se construye desde fuera hacia dentro; es decir se percibe como una unidad con su exterior, y poco a poco, y gracias a las referencias externas que le sirven de espejo, empieza a sentir, a construir su propia individualidad separada de ese exterior. Esto sucede alrededor de los tres años, momento en que la construcción de sí mismo empieza ahora a hacerse desde dentro hacia fuera, expresando ya el niño lo que sale de él porque ya siente que es un ser único, diferenciado del entorno. Pero con esa edad la expresión es fundamentalmente motriz; no es hasta los siete u ocho años (cuando comienza el período de operaciones concretas, según Piaget) que el niño va a usar como herramientas de expresión principales la lógica y el razonamiento.

Es por eso que en ese primer período de cero a siete años es importante aprender a leer lo que cuentan los niños a través de su experiencia motriz. ¿Cómo se sienten? ¿Qué están descubriendo? ¿Qué viven? Todo eso nos lo van a contar mediante su manera de moverse, moverse respecto a sí mismos, respecto a los demás, respecto al espacio. Para conocerles, tenemos que “escuchar” su movimiento y favorecerlo, crear un espacio donde puedan mover ese “yo” que están construyendo libremente y acompañarlos con una mirada neutra y que sirva de sostén y los anime a seguir explorando la casa-cuerpo que van a habitar, y pueden así reconocer sus límites y a la vez ampliar sus horizontes.

Ese es el objetivo de la psicomotricidad relacional y del enfoque del colegio Gondomar, acompañar a los niños en su camino de pasar del placer de actuar, de jugar, al placer de pensar.

          “Conócete a ti mismo y conocerás el Universo”

Equipo Directivo del Colegio Gondomar

         

27 Abr 2022
Publicado en Educar para Ser

Un valor inestimable

“La virtud de los padres es una gran dote” (Horacio)

La vida quizás esté llena de obstáculos, de charcos, de dolor, de enfermedad, de guerras, de pérdidas, de fracasos, de fealdad, de odio; pero también, por contrapunto, de misterios, alegrías, silencios, esperanza, belleza y AMOR… El amor siempre nos salva y es capaz de transformar nuestra vida, nuestras circunstancias, nuestra mirada. Para mí el amor significa aventura, dolor, vínculo, altruismo, alegría, deseo, amistad, profundidad, atención, compromiso, perdón, preocupación, locura, pura ENERGÍA.

Siempre recordamos con gratitud a aquellos que nos amaron y que amamos, a los seres que han dado su vida y su tiempo por nosotros, a aquellos que nos animaron a avanzar, a crecer, ofreciendo siempre una segunda oportunidad, un consuelo, un abrazo en el momento más oscuro y doloroso de nuestro viaje. Entre ese tipo de personas podríamos destacar a nuestras madres, padres, abuelos, amigos y por qué no, a algún maestro/a que nos dejó huella. Hablemos hoy de este ejemplo de amor: las madres. Porque en pocas jornadas, el primer domingo de mayo, celebramos su día. Las madres son capaces de escuchar las palabras que no desean, los silencios, pero su amor y dignidad estarán por encima de todas las cosas. Cuando nacemos descubren su gran fuerza y su resiliencia. Ellas son las que creen en los imposibles, las que aportan un amor incondicional, las que siempre nos perdonan, las que procuran entregarnos lo mejor de sí mismas, enseñarnos el valor del perdón, la perseverancia, la generosidad, la fe y el altruismo. Podremos tener día nublados, pero ellas siempre estarán allí para animarnos y decirnos que hay que seguir adelante. Felicidades a todas las madres del Colegio porque sois pura energía, un valor inestimable en tiempos de incertidumbre, nuestro recurso humano más importante para construir una familia y una sociedad.

¡GRACIAS! por vuestro amor.

madrebebe

        

          “No le evitéis a vuestros hijos las dificultades de la vida, enseñadles más bien a superarlas” (Louis Pasteur)

D. Javier Rodríguez Toro

Director del Colegio Gondomar

19 Mar 2022
Publicado en Educar para Ser

Ser diferentes, Ser únicos

Las diferencias nos hacen especiales, únicos. Nos conectan con la diversidad, con la naturaleza, con la maravilla de la existencia y el misterio de la vida, del Universo.                 

Ser diferente, sentir, pensar y hacer las cosas de otra manera, romper con las expectativas, mirar al mundo de otra forma, ser diferente. Cultivar el silencio cuando otros hacen ruido. Amar sin ser correspondido y corresponder cuando somos amados; aprender a perder y a levantarse y seguir creyendo. Ser una flor “rara” en el desierto o un verso suelto, nuestra singularidad nos hace valiosos, necesarios.                      

Puedes sentirte diferente por ir contra corriente, por buscar la bondad, la belleza, la verdad, por amar el arte y la cultura cuando otros solo adoran el consumo, intentando llenar su vacío, su abismo, siguiendo a esos apóstoles del mercado e influencers que solo se preocupan por sí mismos y sus “business”.                                                                     

Puedes ser diferente y único sin tener necesidad de exponerte en las redes o “Instagram”. Sin tener que disfrazarte de lo que no eres para solo ser aceptado por los demás.

El primer paso y más importante para tu salud mental … ¡Eres tú! Debes aceptarte a ti mismo, tal cual eres, con tu altura y peso, con tus heridas, errores, enfermedades y miedos, con tus aficiones, tus limitaciones intelectuales o físicas, tu credo, tu color de piel e identidad.

Como decía Kant, la pereza y la cobardía pueden ser la causa de no querer salir de “la minoría de edad”, pero también de no querer descubrir los misterios del mundo para contemplar la belleza de las diferencias. No existe una verdad absoluta sino, como decía Ortega, diferentes y múltiples perspectivas que nos enriquecen y complementan a cada uno de nosotros. Desde las diferencias podemos aprender a respetarnos y entendernos, humanizarnos.

No elegimos nacer en el norte o en el sur, en una familia determinada, con recursos o sin ellos, en una ciudad o en un pueblo. Todo eso nos viene dado y no podemos alterarlo; como tampoco podemos controlar los accidentes, los sucesos y todas las cosas que no dependen de nosotros. Sin embargo, sí podemos elegir una actitud ante esas circunstancias y sacar la mejor versión de nosotros mismos. Eso es lo que nos diferencia del resto de los seres vivos de este planeta.

Desde una mirada inclusiva en educación, y comenzando desde las familias, debemos preparar a los niños a ser tolerantes, solidarios, respetuosos, a que presten atención a lo que les une o conecta con los demás, desde el ejercicio de una razón práctica y ética que evite tomar decisiones basadas en los prejuicios, estereotipos o el miedo.

Max Planck, que recibió el Nobel de física, consideraba que puede existir una conexión entre todos nosotros y que formamos parte de un todo energético que está interrelacionado, una especie de matriz universal o campo de inteligencia universal que sustenta toda la materia. Otros científicos hablaron del principio holográfico, afirmando que no puede haber separación entre ninguna de las manifestaciones del universo, ya que son expresiones de la misma información. Todo en la naturaleza tiene un sentido, el ser más insignificante para nosotros puede tener un valor y formar parte de un equilibrio en la naturaleza. Las diferencias nos hacen especiales, únicos. Por ello, desde los Colegios tenemos que atender esa diversidad como una oportunidad para crecer y madurar; debemos ser un lugar donde todos puedan sentir y percibir que tienen un valor para los demás porque aportan algo valioso que hace mejor al grupo y, del mismo modo, el grupo les devuelva otros valores, talentos, oportunidades y aprendizajes.

hojassecas

D. Javier Rodríguez Toro

Director del Colegio Gondomar

21 Feb 2022
Publicado en Educar para Ser

Menú de Día o de Noche

“Somos lo que comemos” (Ludwig Feuerbach)

          La evolución nos convirtió en seres omnívoros, mamíferos, racionales, sociales, éticos, pero también en creadores de arte, cultura, gastronomía, ciencia y tecnología. Nuestra inteligencia lingüística, nuestro metalenguaje, y la palabra ayudaron a crear conciencia, logos y sociabilidad. Los progresos en neurociencia nos han descubierto que la razón y la emoción van de la mano, que son inclusivos y que el amor, la bondad, el perdón y la empatía se constituyen en la energía más poderosa que nos mejora y transforma, devolviéndonos más humanidad y salud mental para nosotros y todos los que nos rodean.

          Y hablando de nutrientes no solo deberíamos buscar los que sacian nuestra sed o hambre corporal, también aquellos alimentos que son importantes para un equilibrio homeostático y que nutren nuestra mente y/o nuestra alma. Por tal motivo, la Música y la Filosofía deberían estar presentes en nuestros almuerzos, comidas o cenas; en nuestras sobremesas, tertulias, momentos de trabajo, ocio, creatividad, creación, afectividad, etc.

          La Música y la Filosofía alimentan nuestros sentidos, nuestras emociones y sentimientos, nuestra mente. Con ellas podemos encontrar el consuelo ante el dolor, podemos inspirarnos, enamorarnos y embriagarnos de belleza y serenidad. Ambas disciplinas son elegidas para reafirmar nuestro estado de ánimo, nuestra relación con el mundo; para subrayar un sentimiento, una experiencia, una idea, algo que nos está ocurriendo y que nos ayuda a descodificar el mundo, porque se constituyen en un lenguaje universal.

          ¿Quién se atreve a decir que no les gusta? Ambas disciplinas requieren un trabajo previo, una lectura, una escucha, un estudio y una Actitud. Alguien dijo que la filosofía es música y la música es filosofía. Schopenhauer afirmaba que la música y la filosofía no solo se sienten, sino que también se comprenden.

          Todos de niños somos curiosos, hacemos preguntas y damos respuestas creativas a problemas diferentes. Somos un poco filósofos. Del mismo modo podemos afirmar que la musicalidad es una facultad que también poseemos cada uno de nosotros. El cerebro es un gran instrumento musical, orgánico y rítmico. El filósofo Platón decía que la música y el ritmo se abren camino hasta los lugares más recónditos del alma. Todos podemos asociar una canción o melodía a un momento importante de nuestra vida. Cuando perdemos la memoria, la música puede convertirse en ese nutriente que nos permita seguir recordando quiénes somos o quiénes fuimos.

          Con la mayor periodicidad posible y en distintos formatos y/o plataformas os iremos ofreciendo un menú filosófico y musical que no os va a dejar indiferentes. Un complemento nutricional para vuestra dieta sin efectos secundarios. Los sentidos como el gusto, el olfato, el tacto y la vista serán bombardeados por estos estímulos y disciplinas, pero también vuestras percepciones y conexiones sinápticas, independientemente de vuestra edad y momento vital en el que os encontréis.

D. Javier Rodríguez Toro

Director del Colegio Gondomar

10 Nov 2021
Publicado en Noticias Generales

Desayuno Solidario "Palmeritas por La Palma"

Querida Comunidad Educativa: Padres, abuelos, alumnos, profesores, personal no docente y antiguos alumnos:

¡¡ Muchas gracias a todos por vuestra generosidad y gesto solidario con la iniciativa “Palmeritas por La Palma”!! Hemos conseguido recaudar un total de 1.700 € con las compras de esas palmeras y con vuestras aportaciones extraordinarias. Esta mañana, 9 de noviembre, hemos hecho la transferencia a la cuenta que ofrece el “Cabildo de La Palma” para atender estos actos solidarios y ayudar a todas las familias afectadas por el desastre natural del volcán de Cumbre Vieja.

Por último, queremos dar las Gracias a las emisoras de Onda Madrid, y de La Palma que han cubierto este acto tan especial del día 5 de noviembre, al Alcalde de nuestro municipio D. Alberto Gómez y a los representantes de la corporación municipal que vinieron a apoyar este proyecto, y como no, a la Pastelería Cueto,  por “endulzarnos” la mañana y colaborar con nosotros en esta iniciativa tan especial para todos.

No podemos perder el ánimo porque sin él lo perdemos todo, y porque es ahí donde podemos encontrar la fuerza para luchar y vivir en el día a día. En momentos como este descubrimos que entre todos somos capaces de romper muchas barreras, imposibles, superar muchos miedos y dar algo de luz ante tanto ruido. Los alumnos han experimentado que todos nos podemos sentir mejor, cuando hacemos algo por los demás, por aquellos que lo están pasando mucho peor…Gracias a todos.

Si aún no has tenido la oportunidad de escuchar la entrevista realizada en 7.7 La Palma de la mano de Vicente Hernández, puedes hacerlo a través del siguiente enlace: http://77lapalmaradio.com/lapalmaradio/podcast/7822

          “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.”  Eduardo Galeano

Javier Rodríguez Toro, Director del Colegio Gondomar

palmeritas

alcaldeyjavier

cuetoyjavier

Página 1 de 6